Chistes de banqueros 2022-01-18

―Le hemos concedido su hipoteca.
―¿Me podría poner el mínimo interés?
―Claro, usted vaya hablando, que yo miro el móvil y no le hago ni caso.


A mi mamá le debo la vida. A los bancos – esta vida y ¡la otra!


Un hombre endeudado entra al banco:

—Buenas tardes, vengo a solicitar un préstamo.

—Muy bien, ¿cuánto necesita?

—¿Cuánto tienen?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.